martes, 10 de enero de 2017

'Pulsaciones' o el triunfo de las series diferentes

Es una de las grandes apuestas de Antena 3 en materia de ficción para 2017 y se nota en cada detalle. Pulsaciones no es una serie cualquiera. Se trata de un thriller con elementos fantásticos pero, sobre todo, supone la vuelta de Emilio Aragón a la televisión.


Leonor Watling y Pablo Derqui, pareja protagonista de 'Pulsaciones'Y no se trata de un regreso sencillo, ya que 'Pulsaciones' es una apuesta arriesgada. Su sinopsis, un neurocirujano que tiene que resolver le asesinato de un periodista cuyo corazón le ha salvado la vida al médico, puede echar para atrás en un primer momento (a Mariló Montero seguro que no) pero convence desde el primer minuto, despejando todas las dudas.

En primer lugar, hay que advertir que no es una 'serie Globomedia' a la antigua usanza. En 'Pulsaciones' no pasan cosas todo el rato ni hay desayunos familiares. La ficción se toma su tiempo para explicar la trama, contándola desde un prisma pausado pero que mantiene al espectador enganchado. Pese a no tener un ritmo endiablado, la narración es lo suficientemente potente para captar el interés, pese a que algún tramo se puede hacer largo.



En el terreno interpretativo, el elenco está bastante entonadoEl reparto lo encabeza Leonor Watling, que regresa a la televisión tras casi dos décadas. La actriz, con una interpretación sobria y sin estridencias, logra brillar. Pablo Derqui, protagonista masculino, equilibra la pareja con un papel más efectivo que efectista. El trío principal (al menos en este episodio) lo completa Juan Diego Botto, con un papel muy poco lucido que saca adelante sin problemas.

Pero si hay una actriz que merece acaparar todos los focos, esa es Meritxell Calvo. Su protagonismo va creciendo con el paso de los minutos, gracias a un buen hacer deja con ganas de más. Sin grandes alardes ni artificios, desprende electricidad en cada palabra, en cada mirada. Su magnetismo está muy bien aprovechado sacando todo su potencial en cada escena. Ingrid RubioCarolina Lapausa y Fernando Sansegundo, entre otros, completan el acertado reparto.

Los únicos puntos negros residen en la duración (con un formato americano, 55 minutos, ganaría mucho) y algunos giros locos de guion que no cuadran muy bien con el desarrollo de la trama. Por su parte, en el apartado técnico logra una buena factura visual, gracias a su potente fotografía y, sobre todo, con una gran cabecera. La música es otro elemento a favor aunque, en ocasiones, puede llegar a saturar.

Se agradece que Globomedia y Antena 3 sigan en la línea de apostar por productos diferentes, que no son para todos los públicos (ni lo pretenden). Pese a no ser tan redonda como su antecesora, 'Vis a vis', la nueva serie de Emilio Aragón es un soplo de aire fresco que continúa explorando nuevas e interesantes mundos. No romperá audímetros (no está pensada para ello) pero no será por falta de calidad. Ah, y un aviso: las series son ficción y no hace falta que todo sea real, ¿eh, Jaime Lannister?



No hay comentarios:

Publicar un comentario