miércoles, 26 de abril de 2017

Por qué el regreso de 'Operación Triunfo' a TVE no es una buena noticia

Entre tanto escándalo de corrupción copando portadas, el panorama mediático se ha tomado un respiro gracias a la confirmación, por parte de TVE, del regreso de uno de los formatos televisivos más recordados de los últimos 20 años. Sí, 'Operación Triunfo' regresa a la parrilla pero no, al contrario de lo que se pueda pensar, no es una buena noticia.

La primera edición de 'OT' llegó a la cadena pública cuando los talents shows eran un terreno casi inexplorado y la telerrealidad aún estaban en pañales. El casting fue uno de los grandes aciertos del programa, ya que la productora consiguió juntar a un grupo de jóvenes llenos de ilusiones, miedos, sueños, ganas de pasarlo bien y, sobre todo, ingenuos. Ninguno de ellos buscaban nada más allá de la consecución de su sueño, tener una carrera musical.

Sin embargo, la saturación de programas de este corte que se ha dado en estos años ha conseguido que muchos concursantes estén resabiados y sepan qué tienen que hacer o decir para atraer el foco hacia ellos, sin importar la calidad artística. Ahora todo es mucho más impostado y todos los concursantes parecen conocerse el guion a la perfección, repitiendo historias que dieron resultado en el pasado y dando la sensación de que todo está forzado . Ahí radicaba una de las grandes virtudes de aquella primera edición: la naturalidad que desprendían, que conseguía que los espectadores pudieran identificarse con todos y cada uno de ellos.

martes, 10 de enero de 2017

'Pulsaciones' o el triunfo de las series diferentes

Es una de las grandes apuestas de Antena 3 en materia de ficción para 2017 y se nota en cada detalle. Pulsaciones no es una serie cualquiera. Se trata de un thriller con elementos fantásticos pero, sobre todo, supone la vuelta de Emilio Aragón a la televisión.


Leonor Watling y Pablo Derqui, pareja protagonista de 'Pulsaciones'Y no se trata de un regreso sencillo, ya que 'Pulsaciones' es una apuesta arriesgada. Su sinopsis, un neurocirujano que tiene que resolver le asesinato de un periodista cuyo corazón le ha salvado la vida al médico, puede echar para atrás en un primer momento (a Mariló Montero seguro que no) pero convence desde el primer minuto, despejando todas las dudas.

En primer lugar, hay que advertir que no es una 'serie Globomedia' a la antigua usanza. En 'Pulsaciones' no pasan cosas todo el rato ni hay desayunos familiares. La ficción se toma su tiempo para explicar la trama, contándola desde un prisma pausado pero que mantiene al espectador enganchado. Pese a no tener un ritmo endiablado, la narración es lo suficientemente potente para captar el interés, pese a que algún tramo se puede hacer largo.